martes, 12 de mayo de 2009

Despierta, ya es hora

Ya es tiempo me dijeron. Llegó la hora.
Uno siempre lo sabe, pero nunca lo quiere llevar a cabo. Por cobarde, porque da placer, porque es vicio, porque cuesta, miles de porqués nos hacen no tomar la decisión. Pero te lo advierten una, dos, tres veces. Y vos quieta, siempre inmóvil seguís con tu rutina y con tus hábitos como si nada sucediera, total a mí que me puede pasar, pensás.
Y pasa, un día pasa, o un día te percatas de que te puede pasar. Y te lo vuelven a decir pero esta vez suena diferente, demasiado diferente, te alarma, te asusta tanto que tomas coraje y decidís dar el paso, porque tu cuerpo ya no aguanta esa presión ni ese vicio.
Tantos años sabiendo de ese mal, tantos años haciéndome sufrir y realmente hace falta asustarse tanto para abrir los ojos y dar el paso.
¿Qué nos hace tan cobardes? ¿Qué nos hace tan adictos que a costa de todo decidimos seguir maltratándonos? ¿Qué nos hace tan estúpidos como para no aceptar buenos consejos? ¿Por qué siempre pensamos que lo malo le toca a los demás? ¿Por qué creemos en el triste consuelo que nuestro mal no puede ser tan malo y que de todas maneras por algo hay que sufrir y de algo hay que morir?
Sí, por algo hay que sufrir, pero hay tantas cosas hermosas por las que sufrir. Sí por algo hay que morir, pero es muy pronto todavía como para elegir el camino por el cual quiero hacerlo. No quiero elegirlo. Creo que nadie quiere. Prefiero la sorpresa, sí, pero también prefiero que esa sorpresa me permita respirar.

6 comentarios:

Negro dijo...

¿El cigarro niña? ¿Seguís con lo diez de rutina pero alguién no quiere que lo sigas haciendo? Si es así, preguntale que quiere de vos. Y decile que el cigarro no se deja, se cambia.

Niña dijo...

El problema es que no se por qué cambiarlo.

MatiAsF dijo...

Si no fuera por lo de respirar me sonaba a que hablabas del amor...

aguaninio dijo...

uff.... no hace una semana que dejé el pucho. o que "estoy dejando" debería decir.
creo que ni siquiera sé por qué lo dejé, como no sé por qué empecé. en fin... lo reemplacé por un finito al día, y mucho chicle!

Niña dijo...

si no fuera por respirar. por eso lo puse. parece amor. placer y dolor.
Pero no, deje de fumar. y q hago para reemplazarlo? ya no se ni lo q hago!!

Julieta dijo...

La cobardía mueve al mundo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...