jueves, 7 de agosto de 2008

Amor, inteligencia y estupidez

No se porque mis compañeros, en los últimos dos artículos de este blog, asocian de esa forma el amor con la inteligencia o la estupidez. Creo que existe una historia detrás de ellos que, seguramente los lectores y yo, desconocemos.
Estar enamorado no significa ser estúpido o carecer de inteligencia. Tampoco el perfeccionamiento del amor te convierte en “perfectos idiotas.”
Queridos amigos: el amor no te vuelve idiota. Sino lo que vuelve idiota es buscar el amor cómo un idiota. ¿Se entiende? Dos ejemplo: - Si busco una piedra como un estúpido, es muy probable que me convierta en un estúpido con una piedra en la mano. – O bien: - Si conquisto un país como un estúpido (creo que esta historia ya la leí) me convertiré en estúpido con un país a cargo.-
Supongo que confunden la carrera con el destino. Y el amor alcanzado de ninguna manera te convierte en estúpido. Ese efecto “retardado” lo provoca el camino hacia la conquista de la otra persona y qué, en la mayoría de los casos, realizan innumerables actitudes “pelotudas” que luego son imposibles de sostener.
Y por último, el amor no te abandona ni se pierde. Quien lo hace es aquella persona, que proporcionaba y generaba amor, y que ahora la consideras una estúpida por haberlo hecho. De este modo es probable confundir el amor con la estupidez y la inteligencia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro, se les acaban los reyes rastafaris y los mates y puchos y se cuelgan a bardear al unico que tiene sentimientos..


El fantasma de Peter Tosh

fabi al borde de la razón dijo...

totalmente de acuerdo, ademas ¿que culpa tiene el amor? jajaj

Niña dijo...

al amor nadie lo culpa, en todo caso a los q se enamoran...

Jah Love jajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...